Propuestas para el Aula – Nivel Inicial

* El cruce seguro
En esta actividad se presenta al semáforo y al semáforo peatonal como organizadores de la circulación, resguardo de la seguridad del peatón y los conductores.
* El duende mágico
Esta actividad introduce la noción de la utilidad de las señales de tránsito en la ciudad, y la importancia de su cumplimiento para convivencia social.
* En el auto de papá…
Que se atienda al uso de dispositivos de seguridad como comportamiento habitual y actitud preventiva es el objetivo de esta actividad, que contribuye a la formación de hábitos de seguridad y responsabilidad.
* Veo-veo
A través de esta propuesta los alumnos podrán explorar las diferentes modalidades de circulación de los transeúntes y su impacto en el tránsito.
* Vos, el tránsito y yo
Partiendo del nivel madurativo de los niños y el lugar donde viven, proponemos trabajar la idea de que el tránsito lo hacemos entre todos y que hay normas que lo regulan.

EL CRUCE SEGURO

Resumen

En el sistema de tránsito conviven peatones y conductores de vehículos de distinta índole, como camiones, colectivos, coches, motos, ciclomotores y bicicletas. Como peatón, respetar las normas de tránsito es la mejor manera de cuidarnos a nosotros mismos y a los demás, mejorando la convivencia en las calles.

Es muy importante que en el Nivel Inicial se trabaje con los niños la necesidad de respetar las normas de tránsito, como una manera de cuidar nuestra vida y la de los demás. En esta actividad, se presenta al semáforo y al semáforo peatonal como organizadores de la circulación, resguardo de la seguridad del peatón y los conductores.

Objetivos

* Reconocer la importancia de las normas de tránsito como organizadoras de la circulación vial.
* Conocer el significado de los colores del semáforo –y su ubicación– para una circulación segura. Conocer los riesgos a los que están expuestos los peatones ante el cruce incorrecto de calles.

Núcleos de Aprendizajes Prioritarios

* Conocimiento de hábitos y conductas relacionados con el cuidado de la seguridad personal y la de los otros.
* Iniciación en el conocimiento y respeto de las normas.

Descripción

Primera etapa

Indague entre sus alumnos qué saben sobre el cruce de calles, si los dejan cruzar solos o si siempre lo hacen acompañados.

Según las respuestas que obtenga, haga hincapié en la importancia de cruzar siempre con un adulto y por la senda peatonal o esquina, mirando hacia los dos lados antes de hacerlo. Explíqueles que debemos cruzar siempre por las esquinas y que cruzar la calle a mitad de cuadra es peligroso, ya que los automovilistas pueden sorprenderse porque no esperan el cruce de un peatón allí.

Si realizan alguna salida educativa puede pedir a los niños que observen cómo se comportan las personas en la vía pública, cómo cruzan la calle y si reconocen algunas señales de tránsito.

Segunda etapa

Una vez que hayan trabajado acerca de la importancia de cruzar la calle junto a un adulto y por la esquina, introduzca el semáforo como indicador de cruce y organizador de la circulación vial.

Es muy importante que a través del trabajo con el significado de los colores del semáforo y del semáforo peatonal, los niños conozcan la ubicación de cada color. Esto se señala no sólo por los casos de daltonismo, sino porque, además, en algunos semáforos los colores son distintos: por ejemplo, en el semáforo peatonal la luz de avance puede ser de color verde o blanco.

Léales el cuento “El hombrecito del semáforo”. Luego, pídales a los niños que expliquen qué sucedió en el cuento, y de qué manera podría haberse evitado ese final.

Tercer etapa

Una vez que se hayan trabajado estos temas, muéstreles a los niños la lámina “Funciones del semáforo”, que se encuentra en el apartado Recursos, y pídales que le expliquen cómo debería pintarse cada semáforo, con qué colores, y qué indican en cada situación.

Entregue a cada uno de los niños una copia para colorear, según cada situación.

En Recursos encontrará también otras láminas para colorear; recomendamos elegir la que crea más conveniente para su grupo.

Por último, los niños podrán llevar las láminas coloreadas a sus casas para contarles a sus padres lo que han aprendido, y cómo debemos cruzar por seguridad y orden.

RECURSOS

Cuento: EL HOMBRECITO DEL SEMAFORO

 

FICHA DEL SEMAFORO PARA COLOREAR

FICHA DE PEDRO PARA COLOREAR
 

FICHA DE FUNCIONES PARA EL SEMAFORO
 

EL DUENDE MAGICO

Resumen

Conocer las señales de tránsito a esta edad –y a cualquier edad– no es muy valioso si no se atiende a su valor social y a la importancia de respetarlas.

Esta actividad introduce la noción de la utilidad de las señales de tránsito en la ciudad, y la importancia de su cumplimiento para la convivencia social.

Objetivos

Que los alumnos logren:

* Descubrir la existencia de normas de tránsito como reguladoras de la convivencia social.
* Conocer el significado de las luces del semáforo como elemento de seguridad para el peatón.

Núcleos de Aprendizajes Prioritarios (NAP)

* Iniciación en el conocimiento y respeto de las normas
* Conocimiento de hábitos relacionados con la seguridad personal y la de los otros.

Descripción

Pregunte a sus alumnos si han visto en la calle distintos carteles –señales de tránsito-, por qué creen que están allí o para qué sirven.

Luego de este diálogo, léales el cuento “El duende mágico”, que se encuentra en el apartado

Recursos.

Al finalizar, comente el cuento con sus alumnos y dialoguen acerca de la importancia de las normas de tránsito como reguladoras de la circulación, mencionando el semáforo para peatones.

Explíqueles el significado de los colores del semáforo peatonal, haciendo hincapié en la seguridad de cada uno.

En el apartado Ley y señales de tránsito, puede buscar y mostrarles las señales más significativas para ellos, como las que indican la presencia de escolares y las que aparecen en el cuento “El duende mágico”.

Pida a sus alumnos que dibujen la parte del cuento que más les gustó.

Recursos

CUENTE EL DUENDE MAGICO

EN EL AUTO DE PAPA

Resumen

La educación del transeúnte, como parte de diversos ejes transversales, implica el aprendizaje de actitudes y comportamientos seguros para la prevención de accidentes, y para el cuidado del bienestar propio y ajeno en la vía pública.

Atender al uso de dispositivos de seguridad como comportamiento habitual y actitud preventiva es el objetivo de esta actividad, y contribuye a la formación de hábitos de seguridad y responsabilidad.

Objetivos

Que los niños logren:

* Reconocer los dispositivos de seguridad como elementos para el cuidado de la salud, propia y ajena.
* Comprender que el uso del cinturón de seguridad, y que los niños se ubiquen en la parte trasera del coche, son medidas que se toman para prevenir accidentes.

Núcleos de Aprendizajes Prioritarios

* Conocimiento de hábitos y conductas relacionados con el cuidado de la seguridad personal y la de los otros.

Descripción

Primera etapa

-Solicite a los padres de los niños que envíen al jardín imágenes de diarios y revistas que muestren situaciones en la que se vean reflejadas conductas correctas e incorrectas en relación con los dispositivos de seguridad de los coches. Por ejemplo: imágenes donde se muestre a todos los ocupantes de un coche con el cinturón de seguridad puesto, otras en la que sólo los ocupantes de adelante lo lleven, niños parados en el asiento trasero, etcétera.

A partir de la lectura de estas imágenes podrá establecer, mediante el diálogo con los niños, cuáles son las situaciones correctas y cuáles las incorrectas.

A partir de ese reconocimiento podrán comenzar a trabajar el uso el cinturón de seguridad y la ubicación de los niños en la parte de atrás del vehículo como dispositivo y comportamiento que ayuda a prevenir daños y a cuidar nuestra salud.

El común de la gente tiene la sensación de que la zona trasera del vehículo es la más protegida y por ende que el uso del cinturón de seguridad no es necesario en esa zona. En el análisis realizado por CESVI Argentina sobre estudios de impactos en diferentes vehículos e investigación de accidentes, circular sin cinturón en la parte trasera de un vehículo implica el mismo riesgo ante un impacto que hacerlo en las plazas delanteras.

Es común que los niños, si no tienen puesto el cinturón de seguridad, se ubiquen parados entre medio de los dos asientos delanteros. En la dinámica de un choque frontal los pasajeros traseros serán eyectados con violencia hacia adelante, comportándose como un objeto muy contundente suelto.

Es importante que oriente a los niños para que reflexionen sobre su propio comportamiento y el de su familia. Asimismo, es fundamental que comprendan que el uso de estos elementos es necesario para cuidarse a sí mismos y a los demás.

Segundo etapa

Muestre la ficha Aprendemos a ubicarnos en el auto, e indique a los niños que deberán recortar las figuras correctas y pegarlas en el interior del auto.

Tercera etapa

Proponga a los niños realizar una muestra de fichas donde expliquen a las otras salas del jardín lo aprendido en el transcurso de la actividad.

Recursos

Aprendemos a ubicarnos en el auto

VEO – VEO

Resumen

Los transeúntes circulan de diversas formas; incluso un mismo transeúnte puede modificar su estilo de circulación según los momentos del día, las calles o según lo apurado que esté por llegar a destino. Las diferentes modalidades de circulación de los transeúntes influyen en el aumento o en la disminución de los riesgos de fricción que la circulación trae aparejados. Por eso, existen normas que regulan dicha circulación.

A través de esta propuesta los alumnos podrán explorar las diferentes modalidades de circulación de los transeúntes y su impacto en el tránsito.

Objetivos

Que los alumnos logren:

* Reconocer la existencia de normas que regulan la circulación y apuntan a disminuir los riesgos.

* Descubrir que las diversas modalidades de circulación de los transeúntes pueden aumentar o disminuir los riesgos.

Año escolar sugerido: Preescolar

Núcleos de Aprendizajes Prioritarios (NAP)

* Manifestación de actitudes que reflejen el cuidado de sí mismo y de los otros,
* Búsqueda del diálogo para la resolución de conflictos.
* Puesta en práctica de actitudes que reflejen valores solidarios.
* Conocimiento de hábitos relacionados con el cuidado de la salud, de la seguridad personal y la de los otros.

Descripción

Primera etapa

Proporcione a sus alumnos distintos dibujos o fotografías de situaciones de calle, como las siguientes:

* un conductor en un auto;
* un conductor en un colectivo;
* un peatón en la parada de colectivos;
* un auto parado sobre la senda peatonal;
* etcétera.

Indíqueles luego que piensen en una frase para cada uno de esos personajes, y converse con ellos sobre los motivos por los cuales podrían haberse dicho esas frases.

Luego, usted podrá recuperar las modalidades de circulación de los chicos a través de preguntas como las que siguen:

* ¿Por dónde se cruzan las calles?
* ¿Dónde se debe esperar el colectivo?
* ¿Qué cosas de las que hacés te parece que ayudan a que todos circulen?
* ¿Qué cosas de las que hacés te parece que dificultan que todos circulen?

Segunda etapa

Luego de la charla, proponga a los chicos una salida con el objetivo de observar las conductas de los transeúntes durante un tiempo determinado en función de analizar qué actitudes ayudan o dificultan la circulación y por qué.

Para orientar la observación, es conveniente realizar una lista de aspectos como la que le proponemos:

* Observar dónde esperan los peatones que cambie el semáforo para cruzar la calle y si respetan o no la indicación de los semáforos.
* Observar dónde paran los autos cuando el semáforo está en rojo; dónde estacionan los conductores de autos y si respetan o no la indicación de los semáforos.
* Observar las actitudes de la gente que camina: si se “atropellan” o no, si corren en la vereda, etcétera.

Tercera etapa

En la sala, proponga a sus alumnos una puesta en común de lo observado y luego analicen en conjunto las diferentes conductas en términos de los riesgos que implican o que evitan, según los casos.

A continuación, le sugerimos trabajar con los chicos el contenido de algunas normas existentes que regulan la circulación de los transeúntes. Un abordaje posible consiste en plantear la diferencia entre aquellas situaciones observadas para las que existen normas y aquellas para las que no las hay.

VOS EL TRANSITO Y YO

Resumen

El tránsito es un sistema organizado, con normas que regulan la circulación, conformado por el hombre, los vehículos y el ambiente. Al trabajar en educación del transeúnte ponemos el acento en los sujetos como ciudadanos que circulan, independientemente de la forma que utilicen. A partir de aquí, podremos reconocer al sistema de tránsito como una construcción social.

Partiendo del nivel madurativo de los niños y el lugar donde viven, proponemos trabajar la idea de que el tránsito lo hacemos entre todos y que hay normas que lo regulan.

Objetivos

Que los alumnos logren:

* Reconocer a las personas como partícipes y constructores del sistema de tránsito.
* Comprender que hay normas que regulan la circulación.

Núcleos de Aprendizajes Prioritarios (NAP)

* Iniciación en el conocimiento y respeto de las normas.
* Sensibilización frente a la necesidad de cuidar y mejorar el ambiente social.

Descripción

Primera etapa

Pregunte a los niños si saben qué son las señales de tránsito y si conocen alguna.

Explíqueles que las señales de tránsito son aquellos carteles colocados al costado de las rutas y calles -o elevados sobre el piso- que transmiten información útil para los conductores, peatones y ciclistas. Algunas nos indican qué cosas se pueden o no se pueden hacer, otras que tengamos cuidado porque puede haber peligro, y otro grupo nos informa sobre las calles, rutas, etcétera.

Recomendamos que ingrese previamente a la sección Ley y señales de tránsito de este CD. Allí encontrará información e imágenes de las señales y su clasificación: reglamentarias, preventivas e informativas.

Imprima y muestre a los niños algunas señales que puedan llegar a ser conocidas por ellos, como por ejemplo: escolares, niños, pare, el semáforo, etcétera.

Dibujo de semáforo de peatones, señales de ceda el paso, pare, niños y escolares

 

Explíqueles qué indican las señales que les muestra, y que debemos respetarlas por nuestra seguridad y la de los demás, porque las señales, como las normas de tránsito, organizan la circulación en las calles.

Al trabajar en educación del transeúnte se pone el eje en la formación del ciudadano que transita. En esta línea, las normas de tránsito deben ser entendidas como una necesidad para la convivencia y no como decisiones ajenas.

Segunda etapa

Una vez que hayan tratado el tema de las normas como reguladoras de la circulación, proponemos trabajarlas desde el punto de vista de la convivencia.

Haga a los niños preguntas del tipo: ¿Para qué sirve el semáforo y por qué debemos respetarlo? ¿Por qué el conductor debe ir con cuidado cuando ve la señal de escolares? ¿Por qué hay que detener el vehículo, ya sea coche o bicicleta, ante la señal de pare? Qué sucedería si no respetáramos estas señales?

Puede explicarles que, así como en casa y en el jardín hay ciertas normas y costumbres que se deben respetar, en la calle también hay normas que son necesarias para convivir tranquilos y seguros con nuestros vecinos.

Proponga a los niños el juego de los errores. En el apartado Recursos encontrará una imagen que contiene algunas situaciones incorrectas del tránsito (cruces incorrectos de calles, niños corriendo en la calle, señales no respetadas, etc.)

Es importante que durante esta actividad se vaya creando un diálogo acerca de los errores y por qué son situaciones incorrectas, inseguras, y cómo establecer una buena convivencia en la comunidad.

Para seguir trabajando puede leerles el cuento: “El duende mágico”.

Tercera etapa

Invite a los padres de los niños al jardín, para que los pequeños les cuenten lo que han aprendido sobre el tránsito, las señales y la necesidad de respetar las normas y entenderlas como una necesidad para la convivencia.

Pida a los padres que se agrupen de a 5, entregue una ficha de errores por grupo, y proponga que -con la ayuda de sus hijos- encuentren y marquen con un círculo las situaciones incorrectas en el tránsito. El grupo ganador, el que termine más rápido y haya encontrado todos los errores, deberá dar los motivos por los cuales esas situaciones son incorrectas y explicar cómo serían las correctas.

Recursos

Buscando los errores

VEA TAMBIEN

About these ads

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.